A través de tu objetivo. Querido pasado, presente y futuro

Querido pasado, presente y futuro:
Empiezo por ti, amigo pasado y digo amigo porque a día de hoy creo que he pagado todas las cuentas que te debía. Gracias por cada piedra que pusiste en mi camino, nunca dejes de ponerlas. Gracias por hacerme fuerte y sólida, por enseñarme a vivir y a morir poco a poco, por cada noche que he pasado llorando y sobretodo por hacerme ver las cosas diferentes al día siguiente. Gracias por los recuerdos que conservo en el presente y por la amarga felicidad que recuerdo.
Futuro, es tu turno, espero que vengas cargado de piedras, porque a mi aun me queda mucho por caer. Ven lleno de sorpresas tanto buenas como malas, ven con caricias, con besos y con abrazos, pero sobretodo… ven.

Deja un comentario