LUGARES QUE NO QUIERO COMPARTIR CON NADIE. ELVIRA LINDO

8-sorbos-de-inspiracion-lugares-que-no-quiero-compartir-con-nadie-elvira-lindo-libro-opinión-sinopsis-lectura-frases-frases-mi-momento-café

Lugares que no quiero compartir con nadie de Elvira Lindo (2011); con ilustraciones de Miguel Sánchez Lindo. La escritora nos pasea por Nueva York, descubriéndonos rincones secretos y revelándonos la esencia de algunos lugares, y lo hace de una manera entretenida, original y muy personal.

ESCRITORA.

Elvira Lindo Garrido es una escritora, guionista, actriz y periodista española. Nació en Cádiz el 22 de enero de 1962. Con 12 años se trasladó con su familia a Madrid. Inició la carrera de periodismo y comenzó a trabajar como locutora y guionista de radio sin haber concluido sus estudios.

Debutó como novelista con Manolito Gafotas (1994), cuyo protagonista es un niño del barrio madrileño de Carabanchel Alto, personaje creado para un programa de radio (interpretado en la emisión con voz de la propia autora). El éxito del libro origino varias secuelas y una adaptación al cine en 1999.

Sitio web http://www.elviralindo.com/blog/

SINOPSIS.

lugaresElvira Lindo nos descubre sus rincones favoritos; bares, restaurantes, parques, panaderías, puestas de sol, lugares relacionados con la literatura o escenarios de cine y televisión de Nueva York. Nos revela la esencia de lugares que todavía existen y otros que ya no puede compartir con nadie, pero que permanecen en  su corazón.

Según la escritora“Este libro es una trampa a mí misma: hablo de lugares que no me gustaría compartir con nadie, porque forman parte de mi vida cotidiana, no es una guía turística, pero ya se sabe, igual que el chismoso no puede evitar contar un secreto, el narrador cae siempre en el vicio de escribir lo que vive. 

…Pero he de confesar que el secreto de esta crónica es que esta escrita para mí, para esa persona que yo seré en el futuro; escribo con la voluntad de atrapar algo de este presente que según escribo ya se va escapando de las manos.”

FRASES.

“Conocerla es aceptar que la desconoces, que hay algo en su más íntimo mecanismo que te es ajeno, de la misma manera en que uno siempre es un extraño sentado a una mesa entre los miembros de una familia que no es la tuya, por muy sincero que sea el cariño o la cercanía”.

“Nueva York, que se muestra tan materialista a los ojos de quienes solo ven en ella la capital mundial del dinero, es extremadamente tolerante con los portadores de sueños: los alimenta, les engaña, les hace creer que el que la sigue la consigue… Y no. El coraje de la resistencia no es suficiente. Nueva York es también la ciudad de los sueños rotos, como la llamó John Cheever”.

“En la barra, se sientan sin quitarse el abrigo en uno de los taburetes y esperan a que a su lado se siente otro espíritu solitario para pegar la hebra. El amante de la barra en Nueva York no ha de ser necesariamente un perdedor, un borracho o un desesperado, basta con que tengas ganas de tomarte una copa acompañado, y la barra, en esta ciudad, es un lugar para sentir la cercanía de otros seres humanos que también están solos”.

“Cada vez que nos vamos, cada seis meses, hago un repaso de aquellas personas a las que digo adiós y de aquellas otras a las que me voy a encontrar, y cada año que pasa la balanza está más equilibrada”.

“Cuando me asalta la duda de si quiero o no vivir entre dos ciudades, procuro pensar que donde está él está mi casa”.

MI MOMENTO CAFÉ

Mi momento café está relacionado, no tanto con el libro, sino con el sentir de Elvira Lindo sobre el tiempo; sentir con el que me identifico plenamente; mas a mi me consuela, y espero que a ella también, pensar que…

PENÉLOPE

Deja un comentario