LA PRINCESA DE HIELO de Camilla Läckberg.

8-sorbos-de-inspiracion-la-princesa-de-hielo-Camilla-Läckberg-libro-opinión-sinopsis-lectura-frases-frases-mi-momento-café

LA PRINCESA DE HIELO de Camilla Läckberg (2002).

AUTORA.

JEAN EDITH CAMILLA LÄCKBERG ERIKSSON. Nació el 30 de agosto de 1974. Es una popular escritora sueca de novelas policíacas. Los libros de Läckberg transcurren en o alrededor de su lugar de nacimiento, Fjällbacka, una pequeña ciudad de la costa occidental sueca, y sus protagonistas son la escritora Erica Falck y policía Patrik Hedström.

Casada y madre de un hijo, estudió ciencias económicas y trabajó durante un tiempo en una empresa antes de dedicarse en exclusiva a la literatura. Su marido, madre y hermano le regalaron en Navidad un curso de redacción sobre crímenes organizado por la asociación de escritores Ordfront, y mientras estudiaba comenzó la historia que llegó a ser su primera novela: La Princesa de hielo.

Es la autora con mayores ventas de Suecia, y hasta la fecha ha vendido más de 5 millones de libros. En otoño de 2007 sus dos primeros libros fueron dramatizados y estrenados en televisión.

BIBLIOGRAFÍA :
  • La princesa de hielo (2002)
  • Los gritos del pasado (2004)
  • Las hijas del frío (2005)
  • Crimen en directo (2006)
  • Las huellas imborrables (2007)
  • La sombra de la sirena (2008)
  • La mirada de los ángeles (2011)
  • El domador de leones (2014)
  • Tempestad de (2016)
PREMIOS:

2013 – Nominado por el precio Petrona, Crimefest en Bristol
2012 – lo mejor del año vestida, Elle
2012La mujer del año , Expressen,
2011 – hillbilly de este año, Tidningen Tierra
2011 – autor sexto más vendido de Europa
2010 – séptimo escritor más vendido de Europa
2009 – más elegante de este año arribista , elegante
2006 – Autor del año, SKTF
2006 – precio del Pueblo, Rix FM y Bokia
2005 – la Novela policíaca de la concesión del año (cantero)

SINOPSIS.

En un pueblo que esconde muchos secretos es peligroso saber la verdad.

Se llamaba Alexandra, era joven, rica y guapa, y nadie en el pueblo se puede explicar su muerte. Por pura casualidad, Erica, amiga de la infancia y autora de biografías, se ve involucrada en el caso. Había regresado a su pueblo natal para hacerse cargo de la casa que acababa de heredar de sus padres, recientemente fallecidos en un accidente, y para trabajar en su próximo libro. Cuando la familia de Alex le pide que escriba un recordatorio para el funeral, Erica, todavía conmocionada por la repentina muerte de su amiga, comienza a investigar la vida de la víctima. Con la ayuda del comisario Patrik, otro viejo conocido que pronto se convertirá en algo más que un amigo, descubre un oscuro secreto, largamente guardado. Alguien conoció a Alex desde su infancia y le preparó un helado lecho mortuorio.

Camilla Läckberg dibuja finamente el retrato de la sociedad cerrada de una pequeña ciudad, en la que todos lo saben todo de todo el mundo, pero en la cual las apariencias son fundamentales.

OPINIÓN.

Novela de intriga interesante y rápida de leer, para cuando quieres descansar de una lectura densa.

FRASES.

Aunque era consciente de que la supervivencia del pueblo dependía del turismo, no lograba librarse de la sensación de que, cada estío, los invadiese una ingente plaga de langostas. Un monstruo de mil cabezas que, poco a poco, año tras año, absorbía el viejo pueblo.

Cierto que había estado sola allí con anterioridad, pero no era lo mismo. Entonces había una presencia, la conciencia de que alguien podía entrar por la puerta en cualquier momento. Ahora, en cambio, era como si se hubiese esfumado el espíritu mismo de la casa.

Detestaba las habladurías que, como un chicle pegajoso, tejían el entorno.

Lo maravillaba que un periodo de tiempo pudiese percibirse a la vez tan lejano y tan próximo.

Eso destruiría la magia. El embrujo se rompería y no podrían evadirse de la realidad. La realidad era algo que debían mantener apartado a cualquier precio. Era fea y gris y no tenía nada que hacer con el soleado mundo de sueños… Así podían fingir que eran invulnerables, invencibles, inaccesibles.

El daño del silencio no se puede reparar.

PENÉLOPE

Deja un comentario