-sorbos-de-inspiración-inspector-solo-David-jimenez-el-tito-libro-sinopsis-opinión-frases

INSPECTOR SOLO de David Jiménez “El Tito”

Inspector Solo (Inspector Solo, 2; 2017) de David Jiménez “El Tito”, la interesante segunda parte de la trilogía del Inspector Solo.

«La venganza es un plato que se sirve frío, pero que siempre apetece caliente.»

AUTOR

David Jiménez Martínez «El Tito» (Cartagena, 1978) es Licenciado en Biología por la Universidad de Murcia. Trabaja como agente marítimo en el Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), un cuerpo policial adscrito a la Agencia Tributaria que se encarga de la represión del contrabando, la investigación del blanqueo de capitales y la fiscalización de los Impuestos Especiales.

Sitio web: http://davidjimenezeltito.es/

LIBROS:

SINOPSIS:

La vida de Marcial Lisón quedó marcada desde el mismo momento en el que el Asesino del café puso un pie en la ciudad de Cartagena. Conocer su identidad, dieciocho años después, lejos de haber supuesto un alivio para el inspector, hizo que descubriese que su pasado descansa sobre una mentira con la que es difícil convivir. Desde entonces, Sola, un galgo recogido junto a unos contenedores de basura, se ha convertido en su única familia. Su carácter hosco y alejado de lo políticamente correcto tampoco le ha permitido granjear grandes amistades; más allá de la de Zoe Ochoa, su compañera, y Sasha, una prostituta rumana con la que comparte algo más que sexo.

Despertar en el interior de su coche, frente al edificio de Sasha, sin recordar cómo ha llegado hasta allí, y descubrir que la han asesinado, solo será el comienzo de una vorágine autodestructiva que alcanzará su cénit cuando Marcial compruebe que Zoe lo ha traicionado.
Pero ¿por qué no recuerda nada de esa noche?
¿Cómo gestionar una investigación en la que las evidencias se empeñan en convertirlo a él en el principal sospechoso?

Estos interrogantes sumirán la existencia de Marcial Lisón en una ingobernable zozobra en la que estabilizar su vida y demostrar su inocencia se convertirán en su verdadera obsesión

FRASES:

«Estaba cansado de follársela, sin embargo, se moría de ganas de hacerle el amor»

«Esa joven tímida mostraba su versión 2.0, y lo que era peor: no parecía ser su última actualización. Ya no titubeaba, ni buscaba su aprobación para tomar la iniciativa. Había ido ganando en independencia,.»

«La muralla invisible que había trazado […] para no afrontar su juicio había dejado de ser inexpugnable. Empezaba a dar muestras de su endeblez ante el asedio de argumentos que su compañera comenzaba a lanzar con las catapultas de las indirectas. No sabía cuánto tiempo sería capaz de resistir sus oleadas; ni siquiera si quería hacerlo. Acarició mentalmente la bandera blanca que sellaba su rendición y que abrazaba la posibilidad de un armisticio digno, pero… Siempre un pero.»

«Le parecía increíble que apenas un mes atrás su vida fuese una singladura por un mar en calma. No sabía a ciencia cierta en qué momento llegaron los primeros embates, ni siquiera cuándo la vulgar marejada había dado paso a una mar gruesa, sin embargo, era incapaz de olvidar el momento exacto en el que un mar de fondo se adueñó de su día a día; y del que no había previsión meteorológica de mejora.»

«[…] optó por lo más sencillo: no decir nada. Estaba acostumbrada a gestionar sus emociones en función de los demás. A veces anhelaba esa fuerza interna que movía a la gente como Marcial y que les permitía ser ellos mismos en cualquier situación. Su camaleónico comportamiento le reportaba buenos resultados y malos recuerdos.»

«Lo había arrastrado a una partida en la que guardaba un as bajo la manga, sin embargo, jamás sospechó que la respuesta de Marcial mostrase, con semejante rotundidad, que incluso haciendo trampas a veces se pierde la partida..»

«Nunca digas nunca. Era una mala época para él. Estaba en plena reforma de su casa: la falta de liquidez y el dinero fácil suelen ser mala pareja de baile.»

«Vivir en un Estado de Derecho implicaba respetar, entre otras leyes, la Constitución. Y su artículo 18.2 les impedía estar ahí sin la pertinente autorización judicial. Pero esa misma Carta Magna instaba a los poderes públicos a promover un trabajo con una remuneración suficiente, una vivienda digna y una actualización de las pensiones cuyo incumplimiento no parecía preocupar tanto a los leguleyos, así que a Marcial tampoco le supuso recelo alguno usar aquel precepto a su antojo..»

«Siempre había sido rara avis, un perro verde, como rezaba la canción de Marea; una gota de aceite inmiscible en una sociedad que era todo agua.»

MI MOMENTO CAFÉ

-sorbos-de-inspiración-inspector-solo-David-jimenez-el-tito-libro-sinopsis-opinión-frases-mi-momento-cafe

PENÉLOPE

Nota: Puedes adquirirlo en Amazon. INSPECTOR SOLO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: