Profesionales con corazón. Susana Figueroa Martín.

A Susana Figueroa Martín la conocí hace unos 6 o 7 años. Eramos clientes de la misma cafetería, ella los fines de semana y yo todos los días.

8-sorbos-de-inspiracion-Susana Figueroa Martín-momé
Momé prendas hechas 100% con el corazón y en España

Aunque durante años coincidimos en los cafés de las mañanas, nunca cruzamos una palabra. Hace unos tres años empecé a conocer su trabajo (pequeñas obras de arte llenas de corazón) y un día con toda la cara del mundo, me decidí a comentarle que quería hacerle una entrevista y saber cosas de su empresa. Tengo que decir que cuando recibí el mensaje directo en instagram diciéndome que sí… y conocí el porqué de ponerle Momé a su empresa, supe que me encontraba ante una auténtica PROFESIONALES CON CORAZÓN. Mi sospecha se confirmó cuando para hacerle la entrevista me abrió las puertas de su casa, después de una mañana agotadora, con una sonrisa enorme.

 

 

 

Su casa, llena de rincones preciosos, inspiradores y de muebles hechos y restaurados por ella, su forma de vestir, andar, la dulzura de su voz y todo lo que me contó en la entrevista, hicieron que me formara una idea de quién se escondía DETRÁS DE MOMÉ.

 8-sorbos-de-inspiracion-Susana Figueroa Martín-momé

¿Cómo surge la idea de crear Momé? ¿qué te llevó hasta aquí?

Cuando terminas tu etapa de instituto viene un momento difícil, que es decidir, qué vas a estudiar. Resulta difícil porque piensas que tienes que elegir en ese momento el que será tu futuro. Yo decidí estudiar empresariales en Almería. Algo poco relacionado, con mi trabajo actual, entre comillas. Siempre me habían gustado las manualidades, hacerme accesorios, ropa y restaurar muebles, es decir, todo lo que suponía crear y hacer algo mio. Aunque todo eso estaba dentro de mÍ. Fue el nacimiento de Marco (mi hijo) y la maternidad, la que me llevó a crear una linea de camisetas que pudieran ponerse padres e hijos. La maternidad me recordó mi infancia. En ese momento nació en mí, la necesidad de hacer cosas que realmente me llenarán, aquellas que hace años me habían hecho feliz. 

 

 

 ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración? ¿Qué momento del día utilizas para inspirarte y sacar nuevas ideas?

La naturaleza, los viajes, la fotografía,…. pero sobre todo mi mayor fuente de inspiración es mi hijo. Al principio empece creando para Marco, plasmando en sus camisetas, sus gustos, preferencias y aficiones. En cada prenda intentaba mostrarle y devolverle el amor, el que yo recibía cada vez que me llamaba Momé. Con el tiempo pensé que sería bonito que esas prendas, también pudiesen ser disfrutadas por otras personas.

¿El momento que utilizo para inspirarme? la verdad es que no tengo un momento. Para mí, inspirarme es como respirar, lo hago todo el día y sin darme cuenta. Una vez llena de inspiración me gusta sentarme en mi lugar de trabajo, que en principio  iba a ser la cocina, pero que al final decidí ese lugar para  hornear ropa. 

 

Seguro que no siempre ha sido todo un camino de rosas. ¿Qué dificultades te has encontrado o encuentras diariamente?

Una empresa y un hijo son lo mismo. No vienen con manual de instrucciones. Y cuando piensas que ya lo  tienes dominado, surge al nuevo, que haces que pienses: jolín……

No ha sido fácil y no es fácil, emprender es un camino difícil y complicado. Casi a diario se te presentan problemas que tienes que resolver. El problema que más afecta, muchas veces, es tener la sensación que en lugar de avanzar estás retrocediendo.

Ahora mismo mi mayor dificultad es que la gente conozca mi empresa, conozca Momé.

 

 

En los momentos de dificultad qué te ha ayudado a seguir adelante y no decir hasta aquí hemos llegado?

El apoyo de mi marido  ha sido muy importante. Pero sin duda, lo que me ha ayudado a levantarme y seguir hacia adelante es que me apasiona lo que hago y disfruto haciéndolo.

 

 

Para llegar hasta aquí ¿A qué has renunciado?

Por suerte no he tenido que renunciar a nada, todo lo contrario, emprender este nuevo proyecto me ha permitido organizar mi tiempo y  poder disfrutar al máximo de mi familia.

 

Cuando Marco nació, me di cuenta, los primeros meses, lo rápido que pasa el tiempo. Así que decidí hacer un trabajo que me gustará y me permitiera disfrutar de él. 

 

 

 

 

¿Cambiarías algo?

Sí.  Se que me he equivocado en algunas cosas y que hay aspectos que tengo que mejorar. Pero en lugar de echar marcha atrás, miro hacia delante. Poco a poco iré corrigiéndolos.

 

 

¿Alguna otra pasión confesable o alguna cosa de la que te sientas orgullosa?

Me apasiona viajar, visitar nuevos lugares, aprender nuevas culturas y disfrutar de la gastronomía.

Otros sueños, otras metas Susana. ¿hacía donde evolucionará Momé?

Que muchas personas puedan disfrutar de la ternura y del amor de las prendas de Momé. Las próximas colecciones no sé que serán, irán evolucionando posiblemente con Marco.

Pronto la familia de Susana aumentará, con Luna. Estoy segura que no traerá un pan debajo del brazo, pero si muchos de los patrones que Susana siendo niña y adolescente,  imaginó o dibujó y que llevan dentro de ella muchos años.

(Muchas gracias Celia por las fotografías)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: