Salvemoslosfindes. Tardes de juegos. Dixit

Juegos? Madre mía…

Si algo recuerdo de mi infancia, son las horas muertas jugando con mis hermanos, padres, vecinos y mis primas a cualquier juego de mesa.

Hoy día la costumbre sigue y se han añadido nuevos jugadores y juegos (las videoconsolas, el catán, el dixit, …). A mi familia le encantan los juegos. Yo muchas veces he llegado a pensar que me cambiaron en el hospital, porque llegó un momento que los odié, pero siempre he disfrutado de estar sentada con ellos en la mesa. El motivo lo descubrí hace tiempo, cuando tuve la posibilidad de jugar con otras personas, y es que  cuando juego no me gusta pensar ni competir, pero en mi familia da igual el juego que tengas sobre la mesa, porque en el momento que cogen un dado, desde ese instante pasan a ser unos estrategas y contadores de cartas y fichas ajenas.

8sorbos te recomienda para este fin de semana, jugar a juegos de mesa. Los juegos de mesa, son la excusa perfecta para pasar horas en familia, aceptar y aprender normas y desarrollar habilidades. 

Estas navidades, los reyes vinieron cargados de juegos, pero a mi en especial me encantan dos:

  • Gestos. A los niños y no tan niños les ayuda a desarrollar su lenguaje corporal. Y saber ver a través de ciertos gestos, lo que otra persona está expresando. Es rápido y no hay tiempo establecido.

  • Dixit. Este me encanta. Además de que las cartas son una obra de arte, es por todo lo que desarrolla: la intuición, imaginación y la empatía.

El juego consiste en repartir unas cartas que contienen dibujos fantasiosos. Por turnos, una persona hace de “cuentacuentos”: observa sus cartas y elije una de ellas con la que construye una frase (sonido, de poesía, de cine, literatura, refrán, etc) y la dice en voz alta (sin enseñar la carta). La pone boca abajo sobre la mesa y los demás jugadores deberán elegir entre sus cartas las que le inspiren dicha frase y las pondrán boca abajo sobre la mesa. Se remueven las cartas y después los jugadores votarán cuál creen que es la carta correspondiente a la del “cuentacuentos”.

Al escribir el post me he acordado de uno, que jugamos durante un tiempo, el diccionario. Consistía en abrir el diccionario por una hoja y elegir una palabra al azar, y dar posible definiciones. Después cada concursante elegía la que consideraba más correcta. Y finalmente se leía la definición correcta.

Deja un comentario