SE PROHÍBE MANTENER AFECTOS DESMEDIDOS EN LA PUERTA DE LA PENSIÓN. LECTURA

8-sorbos-de-inspiracion-se-prohiben-mantener-afectos-desmedidos-en-la-puerta-de-la-pension-mamen-sanchez-libro-opinión-sinopsis-lectura-frases-frases-mi-momento-café

10:00 horas del lunes 8 de agosto de 2016. Se han acabado las vacaciones, vuelta al trabajo. Como estoy de bajón decido acercarme a una librería y hacerme un regalo, necesito algo refrescante y alegre, debo ir sobre seguro.

18:00 horas del lunes 8 de agosto de 2016. Estoy leyéndome mi regalo y me encanta, estoy en la gloria…

ESCRITORA.

Mamen Sánchez, escritora y periodista española. De sus libros yo me he leído Gafas de sol para días de lluvia (2007), Agua del limonero (2010) y La felicidad de un té contigo (2013) y he de decir que como escritora es como los buenos vinos, mejora con el tiempo.

8-sorbos-de-inspiracion-lectura-mamen-sanchez-2

SINOPSIS.

Novela coral, protagonizada por una mujer que tras su divorcio decide volver a vivir en casa de sus abuelos, pero antes debe rehabilitarla; y después por rentabilizarla decide hacerla una pensión para señoritas estudiantes; de esta manera mata tres pájaros de un tiro: obtiene compañía, dinero y se “rehabilita” ella.

FRASES.

El libro está lleno de frases ingeniosas, graciosas, sentimentales: empezando por las “reglas” que encabezan cada capitulo:

  • Prohibido afligirse por causas ajenas al sentido común.
  • Se prohíbe mostrar compasión hacia quien no lo solicita.
  • Se prohíbe alojar criaturas desvalidas en el cobertizo de la pensión.
  • No se permiten tatuajes ni piercings, borracheras ni fumatas, ni hombres.
  • Se prohíbe  meter el dedo en la llaga.
  • Se prohíbe  alimentar falsas ilusiones
  • Se prohíbe perder la confianza en uno mismo.
  • No se permiten secretos, intrigas ni engaños.
  • Se prohíbe inmiscuirse en asuntos ajenos.
  • Se prohíbe abrir viejas heridas.
  • … Y así hasta 35 ocurrentes reglas.

Y siguiendo por:

Cuando llegó el momento de extinguir la sociedad de gananciales -apañado término, aséptico e indoloro que utilizan los abogados para referirse a un matrimonio que fracasa.

Como se arrepintió de carecer de ese colador que existe en algunas personas menos irreflexivas que ella, que sirve, precisamente, para filtrar lo que brota en estado puro del pensamiento y lo limpia y abrillanta antes de permitir que salga por la boca.

Las heridas de Celia se curaban al aire libre, las de Andrés Leal necesitaban suero intravenoso, cirugía interna y, sobre todo, que nunca, nunca, se expusieran a la luz del sol.

Al fin y al cabo, en toda su vida no había disfrutado de más lujos que aquellos que son gratis: las puestas de sol, la brisa del verano, la verbena de San Isidro, el cielo estrellado y los besos de aquel novio.

Así es la vida -se dijo, contemplando el firmamento y sus infinitos cuerpos celestes en los que la tierra no pasa de ser un grano de arena en un desierto-. Una inmensa locura, una casualidad improbable y, al final, tan cierta, que el hecho de estar vivos hace posible todo lo demás.

PENÉLOPE

 

 

Deja un comentario