Mi madre. Gracias por todo.

Mucha gente me pregunta muchas veces, por qué me levanto a las 5:30 de la mañana.

La razón por la que me levanto a las 5:30 es que todo mi tiempo es para Leo.

Desde que Leo llegó a mi vida, el YO desapareció para darle paso a ÉL. Cambió mis hábitos de sueño, (me enseñó lo que no es dormir más de dos horas seguidas durante 21 meses), cambió mis horarios, mis tardes (durante varios años me las pase sentada en una plaza), mis noches… en fin cambió todo mi mundo, que giraba en torno a mi.

Cada noche, me acuesto con él, y en mitad de la noche me voy a mi cama. Quizás algunos piensen que lo estoy mal acostumbrando y que ellos nunca se acostaron con su madre. Yo tampoco, pero yo tenía dos hermanas. Así que cuando llega la noche, a pensar de que muchas veces estoy cansada, el me cuenta lo que ha hecho o sus preocupaciones  mientras yo le dibujo la espalda (algo que me encantaba que me hiciera mi hermana).

Esto no significa que muchas veces no piense que a gusto se tiene que estar en una isla desierta. Pero de verdad que no entendería mi vida sin él. Leo me ha dado la oportunidad de conocer el significado de cinco cosas:

  • Dar sin recibir nada a cambio.
  • Tu sonrisa cambia mi día.
  • Infinito.
  • Te quiero más que a mi propia vida.
  • Todo lo que hizo mi madre por mí.

Así que muchísimas gracias Fina por ser mi madre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: