Súbete al TREN DE LEJANÍAS de Mar de los Ríos.

8-sorbos-de-inspiracion-tren-de-lejanias-mar-de-los-rios-libro-opinión-sinopsis-lectura-frases-frases-mi-momento-café

Tren de Lejanías de Mar de los Ríos.

Súbete al “Tren de Lejanías”, te llevará a través de la historia de una mujer,Ena, y de  un continente, Europa, a principios del siglo XX, conocerás sus sueños, vivirás su evolución, su crecimiento…

ESCRITORA. MAR DE LOS RÍOS

(Ver entrada LUCIÉRNAGAS)

SINOPSIS

Elena es una almeriense casada desde hace ocho años con un periodista alemán, con el que ha tenido dos hijos. Viven felices en la pequeña ciudad que es la Almería de principios de siglo XX, hasta que su marido, en la primavera de 1912, ha de viajar precipitadamente a su tierra natal, Munic. Ena, queda a la espera de noticias sobre su esposo, que llegarán a través de siete breves cartas en el plazo de dos años. En junio de 1914, decide salir en su busca y emprender un viaje por Europa, donde pretende encontrar todas las respuestas a su presente y a su futuro. En un periplo físico y mental en el que irá despertando al mundo y a  su verdadero yo. Llegará hasta los confines del continente tras el rastro de su marido, atravesando numerosas ciudades, cada una de las cuales le aportará una pieza del puzle que está recomponiendo sin saberlo: el de su propia vida.

OPINIÓN

Este libro se puede resumir con una frase que decía siempre mi suegro: “Ni faltó, ni sobró, ni hubo bastante”.

Y es que es un libro muy completo (las descripciones arquitectónicas, las referencias literarias, la realidad histórica, la evolución de la protagonista), en el que no sobra nada; un libro que quieres leértelo hasta el final, pero que no se acabe.

 FRASES

Te marchaste el Domingo de Resurrección de 1912…Y desde entonces no he vuelto a encontrarme a mí misma. Me miro en el espejo y veo una gran interrogación a la que peino cada noche, a veces hasta el amanecer.

… es lo mejor que ha podido hacer por mí. Su silencio y comprensión, desde otra perspectiva, pero silencio y comprensión al fin y al cabo, es el mejor regalo que podría esperar de cualquiera, y más que de cualquiera, de alguien que dicen es mi familia, con la que a veces cuesta ser más generoso que con quien no comparte con nosotros árbol genealógico.

Parte de culpa de la situación en la que nos encontramos la tiene ese instinto absurdo de abrigo permanente. Hoy siento que nunca me ha tratado verdaderamente como una adulta…, no ha querido contarme sus cuitas, sus preocupaciones, incluso sus verdaderos anhelos… Según  él, por no hacerme sufrir… Y heme aquí, gracias a que nadie quiere que me disguste, completamente disgustada.

…necesito aire, salir de mí, pero eso es tanto como decir que necesito nacer de nuevo, necesito ver la vida con otros ojos que no sientan miedo, culpa, desazón, responsabilidad… que cierre los ojos y vuelva a ser incauta y feliz. Es inútil, a quién quiero engaña; voy en busca de la serenidad, no de la felicidad. Esa quedó atrás, intuyo que para siempre.

He decidido que prefiero la verdad al silencio. Y en eso es casi en lo único que no he cambiado desde que salí de  Almería.

Y … nos regala un libro a cada una… A mi prima le adjudica “El retrato de Dorian Gray”… A mí me ha tocado “Frankenstein”. A mi tía le regala “Reinvidicación de los derechos de la mujer”…, en el …“argumenta que las mujeres no son por naturaleza inferiores al hombre… Sugiere que hombres y mujeres deberían ser tratados como iguales e imagina un orden social basado en la razón”. “¡Qué bonito! Este también es del género fantástico ¿no?” contesta mi tía.

PENÉLOPE

 

Deja un comentario