8-sorbos-inspiracion-las-hijas-del-capitan-de-maria-dueñas-libro-lectura-sinopsis-opinion-reseñas

LAS HIJAS DEL CAPITÁN de María Dueñas

Las hijas del Capitán (2018) de María Dueñas; tres hermanas, dos mundos y una ciudad…

«A todos aquellos a los que la vida empujó a emigrar»

AUTORA.

María Dueñas Vinuesa (Puertollano, Ciudad Real, 1964) es doctora Filología Inglesa y profesora de la Universidad de Murcia. A lo largo de su carrera profesional ha impartido docencia en universidades norteamericanas y participado en múltiples proyectos educativos, culturales y editoriales.

En 2009 irrumpe en el mundo de la literatura con El tiempo entre costuras, novela de la que a finales de 2013 se estreno la serie de televisión con un gran éxito de espectadores.

BIBLIOGRAFÍA:

  • El tiempo entre costuras (2009)
  • Misión olvido (2012)
  • La Templanza (2015)
  • Las hijas del capitán (2018)

Sitio web http://www.mariaduenas.es/

SINOPSIS

8-sorbos-inspiracion-las-hijas-del-capitan-de-maria-dueñas-libro-lectura-sinopsis-opinion-reseñasNueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad.

La muerte accidental de su dueño, el tarambana Emilio Arenas, obliga a sus indomables hijas veinteañeras a tomar las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad.

Con una lectura tan ágil y envolvente como conmovedora, Las hijas del Capitán despliega la historia de tres jóvenes españolas que se vieron obligadas a cruzar un océano, se asentaron en una urbe deslumbrante y lucharon con arrojo para encontrar su camino. Un tributo a las mujeres que resisten cuando los vientos soplan en contra y un homenaje a todos aquellos valientes que vivieron —y viven— la aventura, a menudo épica y casi siempre incierta, de la emigración.

OPINIÓN.

Amena, absorbente, ágil y fácil de leer; la empiezas a leer y ya es un “no querer parar” hasta el final; cómo decía el eslogan del anuncio de Pringles: “cuando haces pop ya no hay stop”.

FRASES

«[…] lo mismo les daba un culpable que otro, tan sólo necesitaban un objetivo contra el que disparar su rabia.»

«Volver. Al oír la palabra, algo se les resquebrajó en su coraza. Volver, las seis letras que eran el motor de la colonia entera, el carbón que les llenaba las calderas del alma y les permitía seguir trabajando sin tregua para ahorrar lo suficiente y cumplir el sueño ansiado.»

«En algunas ocasiones la suerte se dejaba al azar, en muchas otras la decisión era seriamente sopesada […] Unas veces se acertaba; en otras, la alternativa elegida acababa siendo una monumental equivocación. Pero de un modo u otro había que dar el paso, no se podía huir de él.»

«Luciano Barona, apoyado contra el marco de la puerta, las contemplaba con las manos en los bolsillos y un gesto de incredulidad. Quizá algún día llegará a entenderlas pero, hoy por hoy, el clan que formaban esas cuatro mujeres seguía siendo para él un misterio. Se adoraban y un rato después se increpaban con el mismo ardor fogoso, se peleaban como gatas callejeras y a la vez se defendían unas a otras apasionadamente, se espetaban entre ellas las verdades del barquero pero serían capaces de sacarle los ojos a quien osara poner en entredicho a la madre o a cualquiera de las tres.»

«Todo había valido la pena, pensó Chano, si ello había sido para llegar hasta allí.»

«Tardó poco en hacer averiguaciones; Nueva York era una ciudad gigantesca, pero siempre había una punta de hilo por la que tirar del carrete en aquel pedazo de territorio del Downtown que él controlaba bien.»

«[…] otras vecinas acudieron a echar una mano. Pronto hubo dentro ocho o nueve mujeres, luego una docena, luego casi veinte, y Las Hijas del Capitán se convirtió de repente en uno de esos pequeños milagros de solidaridad colectiva tan comunes entre los inmigrantes. Así funcionaban siempre, en los buenos ratos y en las adversidades, frente a las alegrías y ante los derrumbamientos: al fin y al cabo, eran como una balsa de compatriotas que flotaban contra viento y marea en la inmensidad de Nueva York. Si no se amparaban entre ellos, invisibles como eran tan a menudo, nadie más los iba a ayudar.»

«Hay veces en la vida en que los desastres no los provocan las causas más inmediatas o aparentes, sino las frustraciones que llevamos clavadas en el alma.»

«[…] trastocadas y confusas todavía, no tuvieron más remedio que subirse de nuevo al mundo y seguir girando con él, cargando sobre sus frágiles hombros un desconsuelo desolador.»

MI MOMENTO 8SORBOS CITAS.

Cuando estaba leyendo este libro me venía a la mente la cita de 8sorbos citas de Mary Robinson:

PENÉLOPE

NOTA: Puedes adquirirlo en Amazon. LAS HIJAS DEL CAPITÁN.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: