FELÍZ DÍA DE LA MADRE!!!

FELÍZ DÍA DE LA MADRE!!!

La festividad del Día de la Madre tiene su origen en algunos paises en la celebración del Día de las Madres por la Paz (1870) llevada a cabo por Julia Ward Howe para conmemorar la erradicación de la guerra.

Julia Ward ante una guerra cruel, innecesaria, que suponía un retorno a la barbarie, y que podría resolverse fácilmente sin derramamiento de sangre; se preguntó: “¿Por qué las madres de la humanidad no interfieren en estos asuntos, para evitar el desperdicio de esa vida humana que solo ellas tienen y saben el costo?” y decidió enviar un llamamiento a la feminidad de todo el mundo a través de la…

Proclamación del Día de la Madre por la Paz:

¡Levantaros, entonces … ¡mujeres de este día!
¡Levantaros, todas las mujeres que tienen corazones,
ya sea que nuestro bautismo sea de agua o de lágrimas!
Digan con firmeza:
no mantendremos grandes cuestiones decididas por agencias irrelevantes.
Nuestros maridos no vendrán a nosotros, apestando a carnicería,
por caricias y aplausos.
Nuestros hijos no serán tomados de nosotros para desaprender
todo lo que hemos podido enseñarles de caridad, misericordia y paciencia.
Nosotras, las mujeres de un país, seremos demasiado tiernas con las de otro país
para permitir que nuestros hijos sean entrenados para dañar a los suyos.

Desde el seno de la tierra devastada una voz se alza con la nuestra.
Dice: ¡Desarme! ¡desarme!
La espada del asesinato no es el equilibrio de la justicia.
La sangre no elimina el deshonor,
ni la violencia reivindica la posesión.
Como los hombres a menudo han abandonado el arado y el yunque
en la convocatoria de la guerra,
que las mujeres abandonen todo lo que queda de su hogar
para un gran y serio día de consejo.

Que se encuentren primero, como mujeres, para lamentarse y conmemorar a los muertos.
Permítanles, entonces, solemnemente ponerse de acuerdo entre sí en cuanto a los medios
por los cuales la gran familia humana puede vivir en paz,
cada uno con su propia especie, la impresión sagrada, no de César, sino de Dios.

En nombre de la feminidad y de la humanidad, pido sinceramente
que un congreso general de mujeres, sin límite de nacionalidad,
pueda ser designado y celebrado en un lugar que se considere más conveniente,
y en el primer período consistente con sus objetivos,
para promover la alianza. de las diferentes nacionalidades,
la solución amistosa de cuestiones internacionales,
los grandes y generales intereses de la paz

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.