8sorbos-de-inspiracion-donde-fuimos-invencibles-maria-oruña-libro-opinión-sinopsis-lectura-frases-frases-mi-momento-café

DONDE FUIMOS INVENCIBLES de María Oruña

Donde fuimos invencibles (Puerto Escondido – 3; 2018) tercera entrega de la serie de “thriller” y misterio Puerto Escondido que, con la teniente Valentina Redondo a la cabeza de un mismo equipo de investigación, desentraña misterios independientes en cada novela.

«El hecho de que alguien haya muerto puede significar que no esté vivo, pero no significa que no exista.» Niveles de vida, JULIAN BARNES

AUTORA

María Oruña (Vigo, 1976) es una escritora gallega que ejerció durante diez años como abogada laboralista y mercantil. 

En el año 2013 publicó una novela de contenido jurídico, La mano del arquero, sobre el acoso laboral y el abuso de autoridad, basándose en distintos hechos reales y buscando ayudar a quienes se encontrasen en una situación similar.

Inmediatamente después y aprovechando un cambio laboral, María Oruña escribió su primera novela de misterio y primera de una serie” -que ya acumula más de 200.000 lectores- y tiene un indiscutible sello y estilo propio, por lo que se la ha denominado la SERIE DE LOS LIBROS DEL PUERTO ESCONDIDO.”

BIBLIOGRAFIA:

Sitio web: https://mariaoruna.com

SINOPSIS:

El verano está terminando y la teniente Valentina Redondo está contando los días para empezar sus vacaciones. Pero algo insólito sucede en el centro mismo del pueblo costero de Suances: el jardinero del antiguo Palacio del Amo ha aparecido muerto en el césped de esa enigmática propiedad.

El palacio es una de las casonas con más historia de los alrededores, y después de permanecer mucho tiempo deshabitada, el escritor americano Carlos Green, heredero de la propiedad, ha decidido instalarse temporalmente en el lugar donde vivió sus mejores veranos de juventud. Pero la paz que buscaba se verá truncada por el terrible suceso, y aunque todo apunta a una muerte por causas naturales, parece que alguien ha tocado el cadáver, y Carlos confiesa que en los últimos días ha percibido presencias inexplicables a la razón.

A pesar de que Valentina es absolutamente escéptica en torno a lo paranormal, tanto ella como su equipo, e incluso su pareja, Oliver, se verán envueltos en una sucesión de hechos insólitos que les llevarán a investigar lo sucedido de la forma más extravagante y anómala, descubriendo que algunos lugares guardan un sorprendente aliento atemporal y secreto y que todos los personajes tienen algo que contar y ocultar.

OPINIÓN.

Una buena, emocionante y emotiva novela, que trata con respeto un tema -“los espíritus o fantasmas”- sobre el que no se pueden realizar afirmaciones rotundas y del que estoy totalmente de acuerdo con lo que dice María Oruña al final del Apéndice: curiosidades «ante la eterna pregunta sobre si existen o no los fantasmas… como buena gallega, debo responder de la misma forma que si me preguntasen si existen o no las meigas: por supuesto que no, pero haberlas… haylas.»

El único “pero” las disertaciones del Profesor Machín, yo las hubiera “recortado” un poco.

FRASES

«Quienes nos aman, cuando también los amamos, nos cambian»

«Nunca nacemos solos. Siempre hay una madre, un origen, que nos da a luz. Pero morir es solitario: es un camino que hay que hacer en soledad. Y no importa que en tu último suspiro alguien te apriete la mano: no hay retorno.»

«Las amistades forjadas en la infancia, a veces, consolidan vínculos asombrosos.»

«¿Cuántas cabinas había? ¿Dos, tres? Hoy ya no quedaba ninguna. Cada cual tenía ahora su propio teléfono móvil, su propia vida dentro de ese diminuto aparato.»

«¿Por qué no te dejas llevar? La vida es más fuerte que nosotros […] Por muchos planes que hagamos, no sabemos cómo nos vamos a sentir dentro de dos, de tres o de cuatro años.»

«Tus huesos, en el ataúd, se convertirán en polvo.
Tu memoria, tu nombre, tu gloria perecerán,
pero no  tu amor, si tu amor te es querido:
tu alma es inmortal y lo recordará.»
«Cartas a Lamartine», ALFRED DE MUSSET

«Hay antropólogos que afirman que el hombre solo comenzó a ser consciente de sí mismo cuando vio morir a un semejante»

«Su relación con Oliver había suavizado las aristas protectoras de su propio carácter, que durante su juventud se había forjado con muros férreos y casi inexpugnables. Qué curioso: ahora que se había librado de parte de sus gélidas corazas se sentía mucho más fuerte, casi invencible. ¿Cómo era posible, si de esta forma ahora era mucho más vulnerable?»

«Vivid. No forcéis el futuro. Tenéis la obligación.
—¿Qué obligac…? —Christian parecía confundido—. ¿Cuál es nuestra obligación?
—Vivir. El amor es lo único que permanece —repitió.»

«Allí, en aquellas aguas, había cambiado todo. Fue culpa mía, por apostar todo a una sola carta. Y por, tras caer, no saber rearmarme. Por depender siempre de otros para que me guiasen y me sirviesen de bálsamo, cuando era yo quien debía haber marcado mi propio camino.»

« […] aquel otro verano en que fuimos invencibles, cuando nos lanzamos al mar desde Roca Blanca. Ahora había pasado el tiempo suficiente como para comprender que no era tan fácil aquello de merendarse el mundo.»

«Muriel había dicho que el amor era lo único que perduraba. ¿Y el odio? No, quizás no. Quizás solo algo tan simple como el amor pudiese llevarnos de vuelta a casa y lograr que, de alguna forma, perdurásemos a lo largo del tiempo.»

«Quizás nuestra energía, al morir, no desaparece sin más: tal vez funcione como el destello suave de una antigua luz, que de vez en cuando se deja ver. Acaso, quién sabe, la muerte permite al alma dejar su impronta en alguna parte, al igual que un cuerpo deja una suave ondulación sobre el colchón cuando se levanta y lo abandona. O quizás, sencillamente, es que existen personas tan extraordinarias que solo con pensar en ellas, aunque no estén, nos llevan a casa.»

MI MOMENTO CAFÉ

PENÉLOPE

NOTA: Puedes encontrar el libro en Amazón. DONDE FUIMOS INVENCIBLES..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: