Carolina Marín. Una medalla para todos esos años de sacrificios.

Resulta imposible no emocionarse y ver como por su mirada y sus lágrimas pasan en unos segundos todos los sacrificios que ha tenido que hacer para saborear esa medalla de oro.

Gracias a Carolina por esos momentos!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: