camarón que no nada se lo lleva la corriente.

De esto hace ya un tiempo….

Yo me encontraba en una situación difícil y mi cabeza no hacía nada más que pensar una y otra vez en lo mismo, pero nada más. Aquel día estaba sentada en el sillón pensando en mis cosas y te acercaste y me dijiste; Camarón que no nada se lo lleva la corriente. Te miré y te dije qué dices Leo y tu dijiste; eso es lo que nos dice Ernesto para que nos movamos cuando nos tirán la pelota.

Posiblemente fue casualidad, pero te puedo asegurar que esa frase hizo que nadara.

Camarón que no nada se lo lleva la corriente.

Recuerda siempre esa frase, y si alguna vez te encuentres en una situación complicada y debes de tomar una decisión, que no te de miedo lanzarte y nadar. Puedes ser que te equivoques, pero en ese momento será más fácil, sólo deberás de nadar para el otro sentido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: