VIAJES

 Años, meses, semanas y días habían transcurrido desde que pensó el destino e hizo la maleta. Descubrir nuevos lugares, sabores, olores y personas era lo único que le llenaba su cabeza de nuevas inspiraciones. Y siempre que volvía dejaba algo en la maleta para dar comienzo a un nuevo viaje.

A %d blogueros les gusta esto: