Aprendiz de la vida. Sólo cuando se apague la luz.

“Sólo cuando se pague la luz, nos esforzaremos por mirar esos bultos que unos instantes antes de apretar el interruptor veíamos a nuestro alrededor”.

A veces necesitaremos esos momentos de oscuridad, duros, fríos pero imprescindibles para poder apreciar la realidad. 

(Reflexión de Leo antes de dormir, al apagar la luz). 

Deja un comentario