Lisboa un viaje muuuuuy bonito para hacer en familia.

Lisboa 😍😍😍… Siempre nos quedará Lisboa.

Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos (Fernando Pessoa).

La primera vez que fui a Lisboa fue hace 19 años. Tengo que decir que no me gusto nada, vi una ciudad vieja y estropeada, donde todavía los cables de la luz se veían sujetos de poste a poste. El verano pasado volví y tengo que reconocer que me enamoro. Mi amor con Lisboa no fue un amor a primera vista pero si será un amor eterno.

Cuando nosotros viajamos a una ciudad más que ver muchas cosas nos gusta sentirnos de esa ciudad… hacer lo que haría una persona de esa ciudad, pasear por las mismas calles mil y una vez, tomar cafés en las mismas cafeterías, ir de tiendas, librerías y supermercados (me encanta ver lo que venden distinto a España y los precios, deformación profesional… no terminar nunca de verla, para pensar tengo que volver a ella.

Meses antes de ir nos compramos unas guías de Lisboa, para saber que podíamos ver pero sobre todo que tuviese un mapa de la ciudad (nos alucinan los mapas). A cada momento en las guías leíamos las siete colinas, el barrio alto y bajo y yo pensaba:- dirán siete o alto por decir algo, si vamos, cuando uno esta un día en Lisboa sabe que son las “7 colinas” y barrio alto, porque uno se pasa todo el día subiendo y bajando cuestas.🚶🚶

Dentro de Lisboa hay siete colinas, todas ellas con un mirador para poder ver la ciudad, mirador de Santa Lucía, Mirador de Graca, Mirador de Santa Catalina, Castillo de San Jorge, Mirador de San Pedro de Alcántara, Mirador de Santa Justa y Mirador da Senhora do Monte. Y los barrios más importantes son: La Baixa, El Chiado, El Barrio Alto, La Alfama y Belém. Así que con tanto mirador, no nos subimos al Elevador de Santa Justa. 

Donde dormir.

Para esta ocasión nos quedamos en un apartamento situado en la Rua da Atalaia, 110, 2ºDto,  en el Barrio Alto. El apartamento nos costo 255€ tres noches en Agosto, estaba bien equipado y en  una zona donde abundaban los restaurantes y cerca del centro. El único inconveniente las escaleras para acceder. Durante varios días estuvimos riéndonos, porque la cara de Leo fue alucinante cuando asomo las cara dentro del edificio. Eso ya nos tenía que haber dado una pista sobre lo que íbamos a subir de cuestas.

Donde aparcar el coche.

 Nada más llegar lo aparcamos en un parking cerca donde nos íbamos a quedar, pero después la propia dueña del apartamento nos indico un parking más barato, en la calzada de Combro donde el día era 13,50€.

Donde comer, desayunar, merendar o tomar un Helado.

En la zona del apartamento había una gran cantidad de restaurantes y barecillos para comer algo, tengo que decir que la mayoría ponen los precios en la puerta por lo que no tuvimos entre comillas ninguna sorpresa de “has tenido suerte, hoy pierdes un ojo”. Sitios que merecen mencionarlos para bien o para mal.

Para desayunar o merendar destacaría a padaria portuguesa (por económica), a nosotras nos gustaba desayunar en la que esta situada en Plaza Luis Camoes y la cafetería la Brasileira situada en la R. Garret (por el encanto e historia-En la puerta se encuentra una escultura de Fernando Pessoa- y tengo que decir que también con buen precio). Eso si no vuelvo a repetir en la cafetería Benard (cara no, lo siguiente).

Para comer, si te gusta la cocina innovadora entonces te recomendaría ir al Restaurante Power Flower situada en Calcada da Combro (a nosotros no nos gusto mucho, menos mal que había aceite y pan) y si te encanta el marisco la  cervejaria trindade .

Para un helado, bajando por la R. Garret hay un montón de heladerías, pero nosotros elegimos la Heladería Santini.

En la imagen de la cafetería Benard salimos con los ojos cerrados, yo creo que para ir acostumbrándonos a ver con un solo ojo.

 

Cada vez que veo la segunda imagen me muero de risa. Mis compañeros de viaje todo el rato renegando de los platos de Flower Power, y la mujer detrás de Leo todo el rato haciendo muecas de que todo estaba delicioso.

Que visitar.

Somos conscientes de que nos quedó mucho por ver, pero lo bueno es que pensamos volver.

Primer día. Visitamos la plaza de comercio, Baixa Pompalina y Plaza de Rossio, para hacernos una idea de la ciudad.

Segundo día. Visitamos el El castillo de San Jorgecomo nos gusta aprovechar el día a las 10 ya estábamos subiendo y bajando cuestas para ver el Castillo, merece visitarlo. Por la tarde subimos al Mirador  de San Pedro de Alcántara y Museo Nacional de la Historia Natural.

Tercer día. Visitamos la Torre de Belem y Monumento a los descubrimientos, fuimos andando y a la vuelta nos volvimos en un tuk-tuk nos encanto la experiencia por varios motivos, pero sobre todo porque estábamos cansados.

Librerías. En Lisboa abundan las librerías de segunda mano y las librerías con encanto, un sólo problema para nuestro compañero de viaje, están en portugués.  En la Rua Garrat se encuentra la librería Bertrand, la librería más antigua del mundo, abierta desde 1732. Y como librería espectacular Ler devagar (dicen que una de las más bonitas del mundo).

Fernando Pessoa.  No te vayas de Lisboa sin visitar Casa de Fernando Pessoa.

8-sorbos-de-inspiracion-casa-de-fernando-pessoa-lisboa

Curiosidades de la ciudad. Horario. Con relación a España hay una hora menos. Tapas o aperitivos para un granaino, las tapas es algo habitual, pero hay que tener cuidado en Lisboa. Porque en Lisboa no hay, pero si es verdad que nada más sentarte te ponen unos aperitivos, que si comes tendrás que pagar. Así que cuidado.  Todos somos amigos. Una de las cosillas que nos llamo la atención fue la proximidad de las mesas en los restaurantes. Había ocasiones en las que podía resultar un poco incomodo.

La mujer que esta junto a Leo no la conocíamos, después de una hora, os puedo asegurar que sabíamos su vida y la de su familia

No te puedes volver sin probar o comprar Los dulces de Belem y sin comprar una lata de sardinas, un imán para la nevera en forma de sardina o una sardina de tela.  Por todos los lados había sardinas.

8-sorbos-de-inspiracion-pasteles-de-belem-lisboa

Curiosidades económicas. 

Nuevos sabores y precios distintos a los españoles. Me encanta observar todo.

Páginas para echarle un ojillo visita Lisboa

Lisboa 😍😍😍❤️… siempre nos quedará Lisboa.

Deja un comentario