LA SONATA DEL SILENCIO

“La sonata del silencio” de Paloma Sánchez-Garnica, escritora de novelas de ficción histórica y aventura.

En Internet la mayoría de las valoraciones eran favorables y me encontré con que tiene hasta una miniserie en televisión…

Fui a la librería, lo busque y según la contraportada “me cuenta” la historia de superación de una mujer, una historia de pasión, celos y sueños anhelados en una “España de posguerra… Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso sólo están separados por un tabique”; lo abrí por la primera página, y me gustó “como me lo contaba”.

Parece interesante, voy a leérmelo…

Frases y citas:

La amistad … estado sublime durante la niñez, … vínculo inquebrantable… unión eterna y casi perfecta… no cabe … la traición y, en el caso de que llegara a suceder, la vileza nunca alcanza la amenaza o la convulsión que se produce cuando se es adulto, porque la deslealtad de un niño no puede ser nunca, hiriente y conflictiva, sino un despiste, una confusión, un juego mal comprendido o mal aprendido o mal jugado, pero no acostumbra a existir una malicia consciente de perjudicar o dañar al amigo.

El olvido de una afrenta es tuerto y descuidado, y ante situaciones extremas, puede retornar inoportuno siempre;… para devolver la traición….. entonces estarían en paz, cada uno con la traición ocultada al otro, olvidada y asumida,… no contaba con que la venganza iba a resultar más infame que la mayor de las sospechas; traicionar era peor que ser traicionado, pero lo comprendió demasiado tarde…

– Su color es blanco…, pero te deja el alma negra… me hacía sentirme el dueño del mundo… Pero sin apenas darte cuenta los jodidos polvos se te van incrustando en el cerebro hasta apoderarse de tu voluntad; y entonces dejas de ser dueño de tu destino, de tus actos, y te conviertes en su esclavo.

Los genios carecen de género y edad, da igual dónde nazcan o cómo se críen. Su genialidad está en ellos mismos, tan solo es necesario trabajarla, moldearla, aprovecharla para beneficio de la humanidad, para su deleite, para ser escuchados o leídos, o ser curados gracias a sus descubrimientos. Existen muchas formas de genialidad….

Las cosas no suelen salir como uno espera que salgan, y si alguna vez se presenta la oportunidad de tomar el rumbo con destino a los propios sueños, uno queda tan noqueado…, inmóvil, incapaz de avanzar, y termina por perder aquel tren tanto tiempo soñado, tanto esperado, sin decidirse a subir, sin arriesgarse a perder ni atreverse a renuncia a lo que es seguro, aun no siendo grato, aun no siendo bueno, convertido en cotidiano a fuerza de tenerlo, en costumbre a fuerza de vivirlo y respirarlo.

PENÉLOPE